Capital Jalisco
UnidadInvestigación
| | |

¿Generación Z está preparada para enfrentar al VIH?


Los nuevos soldados no están lo suficientemente informados para ir al campo de batalla
Crédito: Especial, ,
|
06 de Septiembre 2018
|

POR ROGER VELA

No hay nada que haga despertar a Jennie. Ni siquiera las manos del chico que aprieta sus senos y desabrocha sus jeans. El efecto sedante de la droga que consumió esta chica de 16 años la ha hecho desfallecer en el viejo sillón de piel color perla. Está más inconsciente que dormida. Él, silencioso, desliza con sutileza su pantaleta blanca desde su pelvis, sobre sus muslos, hasta que sale por sus pies.

—No te preocupes, Jennie –le susurra al mismo tiempo que abre su piernas y las coloca en sus hombros.

Repite la frase mientras introduce su pene en su vagina y comienza a moverse a un ritmo lento. Jennie apenas emite un leve quejido. El rechinido del sillón rompe el silencio del cuarto adornado con vasos de licor a medio beber, colillas de cigarro y bolsas de frituras que han dejado caminos de moronas. A su lado, decenas de cuerpos duermen: torsos desnudos, pieles que se rozan entre sí, manos en pantalones ajenos.

Estiman que la transmisión del VIH ha ido a la baja

Hace unas horas, Jennie recibía los resultados de su prueba de VIH. Ocho letras sobre el papel le habían roto la vida: POSITIVO. Quiso advertirle al único chico con el que había tenido sexo, pero llegó demasiado tarde. Lo encontró teniendo relaciones sexuales con alguien más. Por eso decidió esperarlo en el sillón con sus manos abrazando sus piernas. Hasta que llegó el borracho que ahora se aprovecha de su somnolencia.

La luz del día ilumina la habitación. El chico ebrio, que no rebasa los 20 años, despierta desnudo. Endereza su rostro desconcertado. Alza sus cejas: “Jesucristo, ¿qué pasó?”. La pantalla se va a negros y suena una canción: “Niños malcriados pronto van a caer. La libertad es la mentira que vivimos. Esperaremos la tragedia”.

Las líneas anteriores describen la escena final de la película KIDS. Un film estrenado en 1995 que, además de retratar el modo de vida suburbano de los adolescentes de la época, sirvió como una advertencia a toda una generación a la que se le gritaba: ¡No tengas sexo sin condón!

Números negativos

En esos años, las campañas de prevención de VIH (virus de inmunodeficiencia humana) gubernamentales, al menos en México, también buscaban incentivar el uso del preservativo entre la juventud. Mensajes de radio y televisión advertían a diario el peligro de la epidemia. Se organizaban conciertos masivos de rock en los que se buscaba concientizar sobre la enfermedad. Había pláticas en primarias y secundarias con el fin de que niños y adolescentes conocieran los peligros y ejercieran su sexualidad de manera responsable.

Sin embargo, más allá de fomentar una reflexión sobre ese padecimiento, los millennials fuimos educados a partir del miedo; con el temor de adquirir VIH desde nuestro primer contacto sexual con otra persona, como le ocurrió a Jennie, la protagonista de KIDS. Fuimos una generación que ejerció con miedo su sexualidad adolescente pero ¿ese miedo ayudó a disminuir las cifras de personas con VIH en el mundo? ¿Ya le ganamos la guerra al virus? ¿Los nuevos soldados de la generación Z están los suficientemente informados para ir al campo de batalla?

En México, pocos festejan con condón 

La respuesta a las tres preguntas es no. Si bien las cifras mundiales son algo alentadoras, en México es todo lo contrario debido a que en los últimos tres años, entre 2014 y 2017, han crecido 45 % los nuevos casos de personas diagnosticadas con VIH. Mientras que en 2014 fueron 9 573, en 2015 la cifra subió a 12 233. En 2016 se registraron 13 002, y el año pasado fueron 13 883 los casos reportados, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

Esto quiere decir que en nuestro país cada año más personas adquieren el virus. En el último reporte epidemiológico, actualizado al primer trimestre de este año, la dependencia contabilizó en el país 152 787 personas con este padecimiento: 73 914 portadoras de VIH y 78 873 que se encuentran en la etapa más desarrollada del virus llamada síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida).

Otro dato poco alentador es el de las defunciones relacionadas con el virus, pues aunque el informe señala que estas se han reducido en años recientes, la disminución ha sido mínima: en 2011 se registraron 5 043, mientras que en 2015 –año en que se realizó la última actualización– se contabilizaron 4 756.

Lee la historia completa en Revista Cambio 

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Guadalajara genera mil 800 toneladas de basura al día, las cuales le cuestan a la ciudad 400 millones de pesos al año
Existe un gran problema causado por las descargas industriales de las empresas de la zona y porque las normas mexicanas...
El sujeto detenido fue quien bajó a los usuarios de la unidad de transporte, para que posteriormente sus acompañantes le...
Entérate cómo y dónde donar tu cabello para niñas con cáncer
La novedad en esta edición será un recorrido artesanal gastronómico CELIA NIÑO / @yoCelia La décimoquinta edición...
Se espera la asistencia de 75 mil ciudadanos en las actividades que tendrán como escenario la Plaza Principal del poblad...

19 historias de heridas postsismo